Vas a empezar a dar el pecho de tu bebé y te asaltan miles de dudas. Piensas en lo que no se puede hacer, en lo recomendado, en lo que sí, en lo que no.
Tranquila, estamos aquí con una lista de consejos para ayudarte en este gran paso.
Recuerda que la lactancia materna es un momento que debes de vivir plenamente junto a tu bebé, los dos juntos. Es un momento especial que solo ambos podéis compartir.

¿Duele dar el pecho?

Para nada. En la práctica, no tiene por qué doler. Ni tampoco debe producirte ninguna molestia si lo estas realizando correctamente. En Natalbel queremos destacar la importancia de la lactancia materna ya que posee muchos beneficios. No solo para el bebé, sino también para la madre.

La importancia de un espacio apacible

Este momento debes vivir sin angustia, sin estrés, sin ansiedad. Es un momento que debes recordar con amor y felicidad. De esta forma, debes elegir un espacio relajado dónde llevar a cabo la lactancia. Parece algo poco importante, pero es algo que marca la diferencia. Por ejemplo, No es lo mismo la tranquilidad de una habitación donde estés tu sola con tu bebé. Que una habitación llena de gente preguntándote acerca del parto.
Ambos estaréis tranquilos, abiertos al momento y sin ningún sentimiento de inquietud.

¿Cuál debería ser la mejor posición para colocar al bebé?

Hablamos de la posición correcta, cuando el bebé no se siente despegado y no haya buen contacto con la madre. Tiene que haber un contacto entre madre e hijo. Por lo que la mejor posición sería la misma que la barriguita del bebé esté en contacto con la tuya.
El pequeño debe realizar una succión correcta, agarrando con su boca todo el pezón. Así evitaremos daños y grietas en el mismo.

Higiene durante la lactancia

No es algo que particularmente tenga indicaciones muy importantes. Sigue con tu ducha diaria con agua y jabón habitual. Pero no olvides lavarte las manos en cada toma. Omite jabones especiales que puedan dar futuros problemas con respecto a la sensibilidad de tu piel.

Siempre hidratada

Esto es algo que experimentaras cuando empieces a dar el pecho a tu bebé. Quizás no sea algo inmediato pero es algo que suele pasar. Durante la lactancia, notarás que estarás sedienta y necesitarás beber agua. Por lo que te aconsejamos que bebas dos litros de agua al día. Pero que de igual manera, mantengas una pequeña botella de agua cerca de ti.

A pesar de todo si crees que necesitas más información o asesoramiento, en Natalbel disponemos de una Consulta de lactancia especial para ti. Con un asesoramiento totalmente personalizado de la mano de un equipo de profesionales en el campo de la maternidad.

¿Quieres más información acerca de la consulta? Visita nuestra sección:
www.natalbel.com/servicios-postparto/consulta-de-lactancia/